El brindis, su tradición y protocolo

La entrada de hoy va dedicada a la tradición del brindis, ese gesto que (casi) siempre hacemos al empezar una velada con banquete.

Como en toda tradición, a la hora de remontar los hechos, surgen varios posibles orígenes:

Uno de ellos se remonta al siglo IV a.C., cuando los antiguos griegos chocaban fuertemente las copas entre ellos para que el líquido pasara de una a otra. La razón es muy simple: en aquella época, una de las formas más comunes de eliminar a alguien era envenenándolo y, por lo tanto, al hacer el gesto del brindis e intercambiar el líquido de las copas, demostraban que no había veneno en la bebida ya que todos los comensales bebían lo mismo.

Otro de los orígenes data de la época romana, en la que decían que al beber, todos los sentidos intervenían en el acto menos el del oído, por tanto, un choque entre copas, cubriría esa falta.

Ahora bien, ¿de dónde viene la palabra “brindis”? No viene ni del latín, ni del griego, ni del francés, sino del alemán. Cuando Carlos V ganó la batalla que enfrentaba al Sacro Imperio Romano Germánico y a la Liga de Cognac (6 de mayo de 1527), los mandos militares del ejército del emperador alzaron sus copas al grito de “bring dir’s”. Esta frase significa “te lo ofrezco” (la victoria, se entiende) y durante cientos de años ha ido variando hasta nuestro actual “brindis”.

Por último y para completar la entrada: hoy en día, al brindar con vino no se han de tocar las copas, al contrario que con el espumoso sí, con el vino seco no hay “chin-chín”.

escena de la serie “Desperate Housewives”

—————————–

Today’s post is about the toast, that gesture we (almost) always do when starting an evening .

When going back in time to find out when this tradition was born, there are some different origins:

On of them dates from the 6th century b.C. In that time, poisoning enemies was the most common way to get them out of the way. That’s why, they used to clink hardly their glasses so it would cause each drink to spill over into the others. It was an act of confidence in order to show that there was no poison involved but if the drink was poisoned, it would be shared in many glasses and it would be harder to get seriously poisoned.

Another origin dates from the Roman Empire. It was said that when drinking, all the senses got involved but hearing. So they started clinking their glasses.

And, where does “toast” come from? The word toast comes from the 17th century and it was based on a custom of flavoring drinks with spiced toast. The word originally referred to the lady in whose honor the drink was proposed, her name being seen as figuratively flavoring the drink.

At last but not at least: while drinking a toast with wine, we should not clink our glasses.

About these ads

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s